Los 7 hábitos de un emprendedor efectivo


La buena lectura es un hábito  interesante y entre los libros que elegí para releer y resaltar algunos conceptos es el de Stephen Covey, Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. 

escato para este momento que los emprendedores estamos viviendo, que no podemos quedarnos de brazos cruzados, y esperar que las cosas pasen sino que debemos aplicar el 1er hábito del mencionado libro al 100 %, ser PROACTIVOS. Somos lo que hacemos día a día, por lo tanto alcanzar el éxito que nos proponemos, no es un acto, sino un hábito. Los hábitos son factores poderosos en nuestra vida, se tratan de pautas consistentes, que realizamos de forma constante y cotidiana, y que de alguna manera expresan nuestro ser, nuestro caracter como emprendedores, dando resultados positivos o no, de acuerdo a como apliques estos habitos de efectividad.  Siempre teniendo en cuenta nuestro propósito, el cual nos motiva a planificar el camino hacia la realización de nuestras metas y que por naturaleza, esas metas y propositos son interdependientes con nuestros habitos.


Los habitos que menciona Covey en su libro, nos brindan beneficios a largo plazo. Los cuales son:


1ro - Ser proactivo

2do - Tener un fin en mente

3ro - Establecer primero lo primero

4to - Pensar en ganar / ganar

5to - Primero comprender y luego ser comprendido

6to - La Sinergia

7mo - Afilar la sierra


El autor nos desafía a que pongamos a prueba el primer hábito, de ser proactivos, durante 30 días. Intentarlo y ver lo que sucede, planteandonos pequeños compromisos y mantenerlos. Este desafío lo podemos aplicar a cualquier ámbito de nuestras vidas, pero hoy, en medio de una situación que nos obliga a hacer un stand by de nuestras actividades laborales, proyectos y demás, podriamos intentar aplicar la proactividad en alguna de las  areas de nuestro emprendimiento que sentimos que no ha sido alimentada en el último tiempo.


La diferencia entre las personas que toman la iniciativa y las que no, equivale a la diferencia entre el día y la noche, la proactividad es como un músculo que se trabaja día a día para lograr el tono deseado, entonces hay que tomar la iniciativa de empezar a entrenarlo. Si en este contexto nos preguntamos que va a pasar a futuro, probablemente no tengamos una respuesta clara, evidentemente, pero, podemos hacernos preguntas proactivas y dirigirlas no hacia el exterior, sino hacia nosotros mismos que somos el motor de nuestros emprendimientos, y algunas preguntas proactivas pueden sonar asì:


¿Que puedo hacer yo, en esta situación por mi emprendimiento?

¿Como puedo tomar la iniciativa de no dejar caer mi emprendimiento haciendo lo que está a mi alcance?

¿Puedo elaborar una tormenta de ideas, aunque hoy suenen alocadas, para posicionarme mejor en mi mercado?

¿Sobre que tengo el control en mi emprendimiento?

¿De qué manera puedo mejorar la percepción de mi producto, servicio o emprendimiento de cara a mis potenciales clientes?


Tomemos papel y lápiz y empecemos a hacer lo que sabemos hacer, lo que esta a nuestro alcance, no esperemos a que todo se solucione y empecemos a hacer, poco a poco ir accionando y simplemente ser un poco más proactivos cada día, y de esa manera sentir internamente una energía diferente de que estamos dando lo mejor de nosotros para que cuando las condiciones cambien, estemos listos y tengamos un proyecto renovado, con una sensación de mejor calidad porque le dimos nuestro tiempo, nuestra creatividad, nuestras ideas y así es como se alimenta un emprendiemiento, se alimenta de nosotros mismos. Ser proactivo es la clave de hoy.


¿Planificamos tu comunicación? Contactame.


Vanesa Garibaldi - Comunicadora 2.0 - www.2punto0.net

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo